Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Asentamiento humanitario rechaza presencia militar en municipios del Catatumbo

En zona rural del Catatumbo, en Norte de Santander comunidades campesinas se concentran en un asentamiento humanitario en rechazo a la presencia militar en cercanías del centro poblado y sus viviendas rurales, debido ha que han quedado en medio del fuego cruzado entre el Ejército y los grupos armados ilegales que hacen presencia en la zona.

Las jornadas de movilizaciones se presentan desde este jueves en las veredas de Monte Tarra e Islitas del municipio de Hacarí, y se desarrollan en rechazo a la permanencia de una base militar que frecuentemente es atacada por la insurgencia, generando desplazamientos forzados y otras afectaciones a la población civil. 

La Comisión por la Vida, la Reconciliación y la Paz del Catatumbo, junto al Comité de Integración Social del Catatumbo -CISCA, vienen advirtiendo sobre la situación en el municipio agrícola de Hacarí, y respaldan el descontento social que se presenta en estos momentos.

“La presencia de la base militar en lugares muy cercanos a los campesinos y campesinas, ya generó el pasado 2 de febrero el desplazamiento forzado de 38 familias al casco urbano del municipio, debido a los constantes enfrentamientos armados entre el Ejército Nacional y grupos armados ilegales que los deja en medio del fuego cruzado”, dijo a Radio Nacional de Colombia Yermin Sanguino, dirigente del CISCA.

De acuerdo a la comisión, la situación mantiene en riesgo a estas familias que se niegan a volver a sus territorios, alejados de sus labores del campo ante la imposibilidad de desarrollar actividades económicas, lo que genera un grave impacto al desarrollo productivo de la región.

“La manifestación pacífica se consolida en un asentamiento humanitario, debido a que estas acciones por parte del Ejército Nacional se desarrollan en predios privados y cercanos a sitios poblados (...) Nosotros hemos tomado la decisión de expresar nuestra inconformidad exigiendo que no se siga con la violación al Derecho Internacional Humanitario que reiteradamente se viene cometiendo en esta zona rural del Catatumbo; los predios de la base militar fueron ocupados sin el debido proceso, impidiendo que los campesinos y campesinas puedan ocupar sus predios”, explicó Candelario Torres, vocero de la Asociación de Juntas del Corregimiento San José del Tarra.

En consecuencia, el llamado que realizan estas comunidades campesinas es que las autoridades devuelvan el terreno ocupado de forma ilegal, según sus palabras, y no continúe la presencia militar en la zona. Según la comunidad, solo así se podrá garantizar que la población civil pueda volver a esta zona, que permanece en medio del conflicto. 

Así mismo, en esta región de Norte de Santander, líderes sociales siguen en alerta ante lo que consideran constantes violaciones a los derechos humanos, que sufren las comunidades a raíz del recrudecimiento del conflicto armado en la región.

“Con suma preocupación se observa el momento actual en el Catatumbo, debido a los hechos de violencia que se presentan, teníamos la esperanza que con la firma del acuerdo de paz (2016), la tranquilidad llegará, pero se ha visto que todo fue al contrario”, expuso Olger Pérez, directivo de la Asociación de Unidad Campesina del Catatumbo - ASUNCAT, al término de una reunión con la Asociación de Personeros del Catatumbo.

Entre tanto, miembros de la Comisión por la Vida, la Reconciliación y la Paz del Catatumbo se reunieron con autoridades militares en el municipio de Ocaña, para evaluar la situación de seguridad que se viene presentando, especialmente lo que sucede con la base militar ubicada en zona rural de Hacarí. Las Fuerzas Militares no se han pronunciado al respecto.

Finalmente, líderes sociales de la región vienen haciendo el llamado al Gobierno Nacional, a que se priorice la seguridad con inversión social en el territorio, ante el abandono que sufren las comunidades a raíz del recrudecimiento del conflicto armado.