Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Presidencia

“Tenemos un plan de reconstrucción de Providencia en no más de 100 días”: Duque

El balance preliminar de las consecuencias del paso del huracán Iota en la isla de Providencia es de un muerto y la destrucción del 98% de la infraestructura, aunque las comunicaciones siguen siendo escasas. Así lo reiteró el presidente Iván Duque en conversación con Señal de la Mañana de Radio Nacional de Colombia, donde informó sobre el plan de reconstrucción y las afectaciones de la ola invernal en el resto del territorio nacional. 

“Este es un evento sin precedentes en el país. Lo que empezó como una tormenta tropical se convirtió en un huracán categoría 5, que nunca se había visto en territorio colombiano. Tenemos afectación severa en Providencia”, afirmó el mandatario, quien contó que el balance previo se obtuvo por una comunicación vía satelital, porque el sistema de comunicaciones en la isla se dañó completamente. 

El huracán Iota - comparó Duque- tuvo la magnitud del huracán Katrina, uno de los más destructivos y de los cinco más mortíferos en la historia de Estados Unidos. Alcanzó vientos de más de 150 km por hora en territorio colombiano. Por lo que se espera que el clima mejore para permitir la llegada de las autoridades vía aérea y marítima para avanzar en el registro único de damnificados y valorar los daños más graves para poner en marcha la reconstrucción. 

Aunque el huracán Iota ha perdido fuerza y ya se convirtió en tormenta tropical nivel 2 en la escala Saffir-Simpson, tras entrar a Nicaragua, según informó el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. (CNH), el sistema tiende a permanecer durante las 48 horas próximas, es decir, hasta el miércoles. Por lo que se avisó que permanecerán las tormentas eléctricas y rachas de viento en San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Además, a raíz del paso del huracán se prevén fuertes lluvias en el resto del país, específicamente en las regiones Andina y Caribe, y en sectores de la Orinoquía y Amazonía. Ante esta situación, el presidente Duque dijo que el Gobierno está preparado para cuando se pueda atender una destrucción total de la infraestructura en Providencia, y poder “poner en marcha la mayor transformación en un periodo de 100 días o menos”.

“Es un reto muy grande, en Providencia viven alrededor de 6 mil personas, eso es cerca de 1.500 familias y alrededor de 1.490 viviendas, que lo más seguro es que la mayoría estén destruidas. El plan de reconstrucción tiene que empezar primero con la remoción de escombros, una movilización de capital humano, capacidad de movilizar material para hacer las construcciones, restablecer el fluido eléctrico y la conexión de telecomunicaciones, revisar la afectación al sistema de agua y alcantarillado, limpiar el aeropuerto y revisar la afectación en los muelles, porque es lo que nos permite llegar con ayuda humanitaria”, explicó. 

Además, anunció que desde Cartagena salió una embarcación con 15 toneladas de ayuda humanitaria y 190 personas. Y en San Andrés está otra embarcación lista, a la espera que los vientos permitan llegar a Providencia. Duque espera viajar en las próximas horas a San Andrés. “Nuestro llamado es a que todo el país esté unido en solidaridad con Providencia. Nuestro mayor interés y deseo es que no hayan pérdidas humanas, todo lo demás se puede reconstruir”, manifestó.

En Providencia también se alerta sobre la pérdida total del hospital, lo que agrava la situación teniendo en cuenta que en el mundo continúa activa la pandemia de coronavirus. “Por lo que debemos también debemos seguir un protocolo estricto de bioseguridad para desarrollar el plan de reconstrucción en Providencia sin que aumente el riesgo de contagio en la población”, expresó Duque. 

Por su parte, en San Andrés, el mandatario afirmó que tenían tres objetivos: restablecer el fluido eléctrico, que anoche ya se logró cerca del 60%; restablecer el servicio de agua, cuya operación del sistema tuvo que ser restringida para la evaluación de daños, pero que se espera mejore el día de hoy; y reconstruir también las afectaciones en infraestructura. 

“La temporada de huracanes termina el 30 de noviembre en teoría. Si hay algún tipo de tormenta tropical, que puede haber en los próximos días, eso nos sigue poniendo en alerta y nos obliga a esperar un poco más”, advirtió el jefe de Estado. E hizo un llamado a la ciudadanía y al sector privado, especialmente a los almacenes de cadena, para el envío de ropa nueva para los habitantes de Providencia que lo perdieron todo. 

Ola invernal

Sumado al paso del huracán Iota en Colombia, está la ola invernal que este año aumenta por el fenómeno de La niña. El Ideam ya ha advertido de crecientes súbitas de ríos y deslizamientos de tierra en zonas de alto pendiente. En este momento -contó el presidente Duque en la entrevista- se reportan afectaciones en los departamentos de Bolívar y Magdalena, en la región de La mojana, en el Urabá antioqueño y en Dabeiba, Antioquia. 

“Nuestro país está altamente expuesto a los efectos del cambio climático, cerca del 40% de los colombianos viven en zonas de vulnerabilidad climática, por eso la importancia de que el sistema de atención de desastre sea cada vez más articulado. (...) En este momento tenemos máxima alerta”, expresó Duque. 

La situación más grave registrada el fin de semana por cuenta de la ola invernal se vivió el viernes 13 de noviembre por la avalancha en Dabeiba, que deja ya cinco personas muertas, entre ellas un menor de nueve años de edad identificado como Waldir Alexander Zapata Lora y una menor de 19 meses de edad identificada como Cataleya Andrea David. Las otras víctimas fueron dos mujeres de 19 y 30 años, y un hombre de 88 años. Además, siguen desaparecidas tres personas de 46 años, 7 meses y 5 años.

Foto: Colprensa

“Estuvimos en Dabeiba y la situación es muy dolorosa, fue un deslizamiento muy severo, han fallecido al menos cuatro personas, ocho se encontraban desaparecidas pero algunas han aparecieron con vida. Todavía hay viviendas ubicadas en alto riesgo de desplazamiento a quienes están evacuando. Esperamos entregar el subsidio de arrendamiento esta semana, mientras se hace la reconstrucción”, aseguró el presidente Duque.

Por este desastre natural hay 20 heridos más, 497 personas damnificadas de 180 familias, 67 viviendas destruidas y 104 más con daños severos, tres centros educativos afectados y 5,5 kilómetros de vía afectada. Y se están evacuando a 187 familias en cinco albergues dispuestos por el municipio en el área urbana.