Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Rubén Afanador. Editorial Alfaguara.

Héctor Abad: “una vez rescaté un ahogado”

Vanessa Vallejo V.

En nuestro programa #LaSeñaldelaMañana tuvimos la oportunidad de hablar con él sobre esta nueva novela, que por primera vez en su obra se centra completamente en un escenario campestre, que viene de la mano con sus propios recuerdos de esa zona de Antioquia y el amor por el paisaje del lago que lleva ese nombre: “La Oculta”.

Fue ahí donde su abuelo tenía una finca grande que marcó gran parte de su niñez y de su juventud. Fue allí donde hace años tuvo que meterse a buscar a un hombre ahogado, en frente de la familia y amigos del difunto, para tener que salir del agua diciendo “si, toqué su cabeza”.

Fue ahí entre amores y desamores como los que narran los personajes de la novela, dónde con cuerdas y lanchas sacaron el cuerpo, de las entrañas de una laguna que también se tragó la vida del poeta nadaísta, Amilcar Osorio… “Ahí se ha ahogado mucha gente” dice, mientras recuerda que toda obra, lleva siempre un sello muy personal, casi un poco de la misma vida.

La presentación del libro se llevara este 27 de noviembre en Jericó, el pueblo donde se inspira la historia que estuvo al borde de quedar en ese baúl dónde guarda lo que escribe y no publicará nunca.

Un baúl en el que se encuentran sus diarios, cuadernos, bocetos y cartas sin marcar y que afirma que se o dejará a sus hijos. “De repente de ese baúl se puede sacar algo. No lo pienso quemar cómo hacen otros autores, ya verán que hacen con eso mis hijos, cuando yo me muera”.

También habla de su ausencia durante ocho años del mundo de las grandes publicaciones. “Yo tenía que darle un adelanto a la editorial en 2010” y explica el retraso en su publicación: “intenté contarla de varias maneras, con un narrador externo, pero no funcionó. Luego trate de escribirla desde mi punto de vista y no funcionó”, para decidirse por hacerla con 3 narradores, los hermanos Pilar, Eva y Antonio.

Es una novela que se parte de esa fase particular de la colonización antioqueña, de esa época en que la gente formó aldeas y municipios ante la explosión que generó la modernidad en tierras de Dios.

Es la historia de un pedazo de tierra que absorbe a la gente que vive en ella por más de cuatro generaciones y está repleta de historias familiares, recuerdos y paisajes-. Un reflejo de “la conexión profunda que tenemos algunos colombianos con la tierra y con el campo”, afirma.